martes, 3 de noviembre de 2009

Mis avances en By His Wounds

(Correo electrónico enviado a mis compañeros de responsabilidad).
.
Hola amigos,
.
Este fin de semana llegué al día 20 en By His Wounds. Me propuse retomar el ritmo diario.
.
Este curso es para encontrar libertad de hábitos destructivos, hacia mí mismo y hacia otros. Como en cursos anteriores, mientras avanzo en el curso, se alborota la carne y el alma, y estos hábitos se hacen más evidentes. Son cosas que talvez estan arraigadas en mi interior desde hace tiempo.
.
Me siento algo extraño tomando el curso, porque no parece ser lo "usual", es hasta difícil de explicar, pero viendo que hay otros que luchan contra lo mismo, me animo.
.
Hace ya un par de años que empecé a pellizcarme los brazos. Es un hábito tan nocivo como lo era la inmoralidad sexual y la comida. Tengo otros hábitos como auto-sabotaje, errores que cometo para que me salgan mal las cosas, para verme mal o para ganarme un regaño a propósito, para hacerme sentir mal a mí mismo. He encontrado que hay muchas raíces de baja autoestima, y heridas de mi papá, o de otros ambientes de mi pasado, como el colegio, que provocan esta sensacion constante de "merezco un castigo". Sé que mi papá por ejemplo, tenía una conducta auto-destructiva, hasta que terminó con su vida. Sé que en colegio también me formaron con esa mentalidad de "cada error debe ser expiado, no hay perdón". Cosas así son muy dolorosas de descubrir.
.
También es una necesidad de controlar mi entorno, y puedo hacerlo buscar tener a la gente 'dominada'. Cuando eso me pasa, ahora de repente me da la sensación de estar en el colegio o en mi casa, e identifico que mis conductas fueron aprendidas.
.
Otra lucha en la auto-destrucción es negarme el perdón por los errores del pasado. Siento que solo voy a estar bien si sufro para expiarlos.
.
A veces tengo un impulso destructivo hacia los demas, contestando asperamente, o buscando la forma de hacer daño a quienes me han hecho daño antes, como una forma de venganza, o para prevenir que me hagan daño a mi. De la nada se me ocurren respuestas automaticas, sarcasticas o burlonas, o comentarios acidos, y tengo que luchar para callarme.
.
Otra forma de dañarme es aislarme, no hablar con nadie. Así trato de dañar a otros, de escoger con quienes hablo y con quienes no. Saben que rara vez como en el comedor del edificio, y me cuesta una vida superarlo. Otra falsedad en mi vida es que no reconozco la naturaleza de Dios en otros, y por eso no respeto a todos.
.
Hay veces que el pensamiento destructivo se manifiesta con negativismo, una oscuridad horrible. Amanezco pensando "hoy todo lo que pueda salir mal, va a salir mal", o "Hoy voy a ser atacado, tengo que preparar respuestas rápido para todas las posibilidades".
.
By His Wounds me ha ayudado a ponerle nombre a todas estas conductas extrañas (if you can name it, then you can tame it), y me provee los versos bíblicos que muestran los orígenes de lo que me pasa. Otra frase que me ayuda es "No hay cantidad de pensamiento, palabras o acciones destructivas, que sacien mi vacío de Dios; solo Él es el Agua Viva". Lo aprendí en BHW.
.
Ahora estoy en la parte de hacer compromisos para vencerlas. Estoy leyendo un libro, se llama BRAINLOCK, y también me ha enseñado un montón acerca del origen y naturaleza de estos pensamientos. El otro libro se llama NEVER EAT ALONE, que también tiene muchos buenos principios. Ya he visto cambios en mi vida al aplicar lo que aprendo. Mis avances han sido descubrir las mentiras que están alojadas en mi mente "no hay perdón ni expiación de pecados en Cristo", "el mundo siempre tiene que estar en balance", "no hay misericordia de Dios para mí", "soy inferior a otros", "todos estan listos para atacarme" etc.
.
Mi reto ahora es estudiar mi Biblia y meditar en las Escrituras que muestran la verdad acerca de la forma en la que debo pensar. Ha sido un alivio confesarlo con Ricky también. He hecho compromisos en mi curso que debo cumplir, y a cada rato debo revisar que este descargando de mi mente todo lo negativo; tengo que tomar decisiones en la mañana y en la noche acerca de como actuar asertivamente cuando actúe con otra gente.
.
Gracias a Dios la lucha es menor, y necesito encontrar cada día vivir en arrepentimiento, cambiando mis conductas, y entregando cuentas, para poder amarme por completo. Gracias por leer y por su apoyo.

1 comentario:

Eduardo dijo...

Te felicito por tu honestidad nuevamente, me inspira a ser trasparente.