jueves, 3 de noviembre de 2011

La pornografía anula nuestra capacidad de ser fieles en una relación

La fidelidad es un valor que todos los hombres podemos vivir, tanto solteros como casados. Fidelidad significa disciplinar nuestra vista, nuestras manos y nuestras palabras, y guardarlas para el momento en el que estamos con una mujer en un compromiso sólido, ya sea que eso signifique fidelidad a tu esposa, fidelidad a tu novia, o la fidelidad que desde ahora formas para cuando el futuro estés en una relación. Aunque no tengas ahora novia, desde ya puedes confesarte como fiel y confiable.

Lee cual es el propósito de Dios para todo hombre:

Dios quiere que ustedes vivan consagrados a él, que no tengan relaciones sexuales prohibidas, y que cada uno de ustedes sepa controlar su propio cuerpo, como algo sagrado y digno de respeto. Deben dominar sus malos deseos sexuales, y no portarse como los que no creen en Dios. 1 Tesalonicenses 4:3-5 TLA
El consumo masivo de pornografía nos ofreció una cantidad incontable de hombres o mujeres que nuestro cerebro identificó como parejas sexuales; eso explica cómo con cada una de esas “relaciones” que generalmente incluyeron masturbación, nos enganchamos una y otra vez, aunque sólo fuera en nuestra mente. Así se destruyó poco a poco nuestra capacidad de ser fieles, la cual no sólo está en el corazón, sino también está configurada en la biología del cerebro.

Lee parte del testimonio de uno de los estudiantes del curso de 60 días en Libres en Cristo:
“A los 12 o 13 años ya había desarrollado una adicción a la pornografía y a la masturbación. Poco a poco las películas me inducían a más, no solo quería ver a una mujer desnuda, quería ver penetración – y todo esto se desarrollaba siendo yo un cristiano recién nacido. Hasta que un día se me ocurrió algo: pensé en cuanto invertía en periódicos y revistas de pornografía, y concluí que lo que gastaba era lo mismo que me costaría acostarme con una prostituta, hasta que un día, me decidí a pagar por sexo. Como la experiencia no me gustó, decidí que tendría otra experiencia en un bar nudista. Para entonces ya llevaba bastante tiempo de noviazgo, pero no me importó.
A los 5 años de novios, decidí casarme; el año de los preparativos de la boda, asistí dos veces a barras nudistas - eso me dolió muchísimo, me recordaba que estaba a punto de formar una familia. Con tan solo un mes de casado estuve viendo pornografía en mi nueva casa y masturbándome en la misma cama donde dormía con mi esposa. Me sentía destrozado, que nunca lo podría lograr.”
¿Has vivido una experiencia similar? ¿Sientes que eres incapaz de ser fiel?

La Biblia nos enseña que la infidelidad está en el corazón, desde que vemos a una mujer (o a un hombre) y tenemos ganas de tener sexo con esa persona. ¡Es el caso de la pornografía! No importa si no estamos coqueteando con una mujer real, ¡un corazón infiel está enganchado con las imágenes inmorales que hemos visto!
»Moisés también dijo: “No sean infieles en su matrimonio”. Pero ahora yo les aseguro que si un hombre mira a otra mujer con el deseo de tener relaciones sexuales con ella, ya fue infiel en su corazón. Mateo 5:27-28 TLA
Dios nos ha capacitado con todo lo que necesitamos para ser fieles, y contamos en los Salmos con maravillosas oraciones para pedirle a Dios que forme una vez más esta fidelidad en nuestra vida. Haz estos versos parte de tu oración diaria:
Instrúyeme, SEÑOR, en tu *camino para conducirme con fidelidad. Dame integridad de corazón para temer tu nombre. Salmos 86:11 NVI
Líbrame de mentirme a mí mismo; dame el privilegio de conocer tus enseñanzas. 30 He optado por ser fiel; estoy decidido a vivir de acuerdo con tus ordenanzas. 31 Me aferro a tus leyes. SEñOR, ¡no dejes que pase vergüenza! Salmos 119:29-31 NTV
Si estás luchando contra la pornografía y quieres ya dejar el hábito, usa este enlace para acceder al ministerio en el que trabajo como mentor, para que podamos ayudarte.

-----
Los jueves escribo notas acerca de cómo vencemos el pecado de consumir pornografía. Usa este enlace para leer otras entradas similares sobre el tema.

4 comentarios:

diego dijo...

Hola

Limpiarnos completamente y Vivir en Integridad es complicado

Mas solo con DIOS es posible

Excelente Entrada

PD: que seas muy bendecido :D

C Jhon's dijo...

Excelente post!

Me agrada la primera parte de Salmos 119:29-31 ¡ Líbrame de mentirme a mí mismo!

Matias dijo...

Excelente blog!

https://www.facebook.com/generacionpura.info

Matias dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.