miércoles, 10 de junio de 2009

Dos consejos: (1) estar alerta (2) capacitarme

(escrito via e-mail por un amigo)
.
Buen día... pues bien como diría alguien: "chanfle..." jejeje, no lo digo burlándome... más bien por asombro... me llama la atención lo que vos escribías... esto de: "bueno, estuve esperando este deseo sexual durante toda mi vida y ahora no voy a dejarlo ir, me da temor que esto no regrese si lo anulo", porque sé que es un pensamiento con el que más problemas te podes enfrentar, pues creo que si bien es cierto como vos decis el "canal de atracción" cambió y que buenísimo testimonio, y que buenísima onda, y me alegro increíblemente en serio.
.
Eso que decís sobre "...es que para mí es como ser adolescente y recién haber descubierto a las mujeres", comprendo el sentimiento, porque yo pues también lo he experimentado... Bien... Pues que haría ¿? Disfrutar de las nuevas atracciones... ¿? como vos dirías: "estamos regresando al plan perfecto, al original que Dios tenía para nosotros desde un principio" Pero siempre guardando los límites y preparandote para éste tipo de luchas en las que antes no tenías problemas.
.
Y esa parte es díficil, porque hasta que "límite" es lo que es permitido o no??? soy de la idea en que pues las atracciones que ahora estás experimentando una vez no lleguén a la lujuria o lascivia, vos ya sabes como son esos sentimientos... los reconoces y los podés eliminar también, rendir cuentas al igual que antes... y sobre todo (esto de mi matate*) "capacitarnos" en ésta área.
.
Pablo dice: "El que crea estar firme vele para que no caiga" Vos estás firme, así que solo sería de velar por esto, estar atento y observar cualquier cambio, ser igual de radical como lo has sido, tampoco al punto de pensar: "huy no eso no es de Dios"... Aceptar lo que Dios trabaja en tu vida, y como siempre estar en comunidad y como digo "capacitarnos" (esto no se como, porque si me daría clavo, preguntar hasta que punto esta bien, o es normal... aunque creo que la atracción es lo más normal del mundo) Hay que llegar a entender que podemos reconocer entre simple atracción y lujuria. Cuando te das cuenta que no está en orden entonces cortar... Bueno esto es lo que pienso....
.
*de mi propia inspiración, así decimos en este país

4 comentarios:

Carlos dijo...

eso es , lo que dice sobre que uno a medida cambia los deseos homosexuales se ve en la situacion de ver al otro sexo como la alternativa, y otras se piensa que eso sera parte de nuestra hombria.
No es de hombre dejarse llevar por la mirada, pues eso enseña nuestra cultura que dice que si eres macho no tiene nada de malo ver el menu aunque no ordenes algo..
En mi camino hacia la identidad normal en Cristo, veo que soy mas hombre si conosco la voluntad del padre celestial y la hago qu si miro a diestra y siniestra.
Que bueno Ernesto que estes tomando esas deciciones. me haces reflexionar sobre mi.

Neto dijo...

@ Carlos,

Justo lo que dices, ver al otro sexo como distinto a uno, es lo que lo hace atractivo.

Yo creo que esta atracción hacia lo opuesto, sucede en la medida en la que uno empieza a estar satisfecho y contento con su propio género, en lugar de buscar en otros hombres los faltantes.

Tito dijo...

Bien, bien, bien...
Este tu amigo mentor es un caso vdd?

Pero comparto eso de "Ver al otro sexo como distinto a uno, es lo que lo hace atractivo"...

La mujer es un misterio... divino misterio... Es una realidad, es lo que hace que querramos saber que es lo que hay en tan agraciada belleza, lo que sus pensamientos esbozan y lo que sus palabras motivan.

Neto dijo...

@ Tito,

Sip, es un caso el tipo, un caso de estudio psiquiátrico, :D