domingo, 27 de diciembre de 2009

Ahora, parece que perdí "el toque".

Hay ocasiones en las que recuerdo que cuando no me gustaban las mujeres, pues tenía una gran cantidad de ellas a mi disposición, mujeres a quienes yo les gustaba y con quienes podría haber tenido aventuras (no me gusta la palabra, eso no es ser aventurero, pero engloba todo lo que sea pecado sexual, relaciones momentáneas, manoseos, etc.). Simplemente las mujeres se me insinuaban... y yo ni siquiera me daba cuenta, o me repugnaban. Incluso aprendí a filtrear, creo que lo hacía para guardar las apariencias, pero no lo sentía en absoluto.
.
Ahora que vivo una vida mejor, parece que eso no sucede, jajajajajja. No entiendo por completo por qué.
.
Whoa, es de esas cosas que le pregunto a Dios con sinceridad... ¿será que ya no estoy en la jugada? ¿debo aprender todo desde cero, como hacer las coas como un hombre de verdad?

4 comentarios:

Eduardo dijo...

lo que si se que esta mal en mi es que cuando alguien muestra interes por mi.. hago lo posible que se desencante de manera frusca.

mmm q complicado este tema..

bookl3z dijo...

Inevitable pensarlo. Pareciera una sarcástica aplicación de la ley de Murphy. Alguna vez pensé que ahora que sabía qué decir, sabía cuáles eran mis atributos, sabía cómo explotarlos, sabía cuál era el "toque" del que hablás, ¡resulta que había optado por la monogamia!
El asunto es que el toque, el bueno, el real, aunque no nos demos cuenta, casi tiene vida propia, así que no se desperdicia. El toque real que seduce y te hace cercano a la mujer que es para uno, aflora. Dale chance de que salga solo; ni esconderlo, ni forzarlo. Ahí está. Sólo espera a la indicada.

Tito dijo...

Vos no te había leído de ésta forma y creeme que lo he pensado y pensado y pensado y pensado, superpensado, lo mismo... antes pues podía tener a la que quisiera pero era simple: "no me interesaba" por el contrario ahora es tan "raro" no tener a una mujer que "quiera" conmigo. jajaja

C Jhon's dijo...

yo creo q no fue que perdiste "el toque" estas sufriendo por lo que todo hombre heterosexual pasa... tanto asi, que hoy en día hay exitos en las librerias por libros sobre como aprender a ligar o conseguir pareja.

yo creo que el secreto esta en la confianza hacia ti mismo... psicologicamente la confianza y seguridad en uno mismo, son cualidades que atraen fuertemente a las mujeres..

un abrazo