sábado, 30 de enero de 2010

Ah, mes este

Sheesh. Tengo ratos de no escribir acá. Y no es que mi crecimiento se ha detenido, sino que ¡he estado muy ocupado en ello!
.
Veamos, salí de una depresión en la cual nunca me di cuenta de que había entrado, tuve enfrentamientos personales que no pasé a la primera vez -y tuve que replantearlos, recuerdos de épocas anteriores que quería ignorar, mi trabajo y sus actividades se hicieron un embudo, tentaciones muy fuertes, perdí a un amigo y lo volví a recuperar... perdí a otro y aún no lo recupero por completo...
.
Pero también Enero ha sido un buen mes. Mis reacciones hacia el liderazgo han mejorado, pasé la prueba de la tentación homosexual, y a diario me he sentido hijo, y amado por mi Padre. Especialmente esta última parte... se ha hecho muy tangible.
.
Vamos a ver como me va en ponerme al día escribiendo.

1 comentario:

Eduardo dijo...

Te felicito por compartirlo con nosotros.
Te seguimos.