jueves, 2 de junio de 2011

[intitulado]

En el tumulto de emociones de este día, entre las confesiones y la necesidad de pertenencia que hoy siento, mi Cristo, por favor sé el intercesor que hoy necesito para que mi santidad personal no sea manchada, y para que mi corazón encuentre paz solo en ti. Amén.