lunes, 18 de julio de 2011

Renuncio a ser rebelde

Aunque no recuerdo instrucciones específicas que me haya dado mi papá, y aunque ya falleció, y sin excusarme en la forma en que se comportó en vida, hoy decido buscar su bendición siéndole obediente. Soy un hijo obediente, tengo la naturaleza de Dios para hacerlo.

2 comentarios:

Eduardo Mejía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eduardo Mejía dijo...

Interesante, pero no quieres ser rebelde de algo que no recuerdas que te haya dicho, o de su persona en si como papá¿?