jueves, 30 de abril de 2009

Actúa como persona, no como cristiano

Hay algo acerca de lo que no he blogueado, pero que me afecta profundamente, Me quita el tiempo, el sueño, me provoca un dolor de cabeza real, y me disminuye en mi vida ministerial y espiritual. En pocas palabras, en los últimos meses he recibido bastantes ataques personales, del tipo que han despertado en mí la antigua desconfianza, el sarcasmo y la resistencia de mi antiguo yo. Respondo mal. Deseo cobrar venganza. Inicio mi día esperando lo peor, prepararo mis respuestas de antemano esperando ser atacado. Juzgo sus acciones y motivaciones. Ya elaboré mis etiquetas. No me siento a comer con nadie. Me mantengo todo el día encerrado en mi oficina. Rehuso ayudar a los que me han negado su ayuda.
.
En estos días me he dado cuenta que al ser atacado en este centro, en este núcleo de la nueva personalidad que Dios está formando en mí, y al haberme puesto yo a defenderme, he dejado descubierto mi sexualidad, y por eso ahora me siento tan tentado. Me quema por dentro escribir al respecto, y espero que la forma en la que Dios trata conmigo en esta área, sirva para construcción de otros.
.
Joyce Meyer siempre llega al rescate. Su podcast ha sido una razón para reírme en estas circunstancias adversas, y para recibir la confrontación suficiente, los llamados de atención para cambiar. A pesar de la gente bienintencionada que me insta a no cerrarme en seguir estando disponible para otros, no me lo he creído. No me parece que el hecho de que otros estén necesitados, signifique que yo deba soportar sus ataques, y encima seguir sirviéndoles. No recuerdo haberme interesado en seguir un Posgrado en Martirio.
.
Fue hasta hoy, en un episodio que escuché (Libertad de una Mente Engañada, parte 1*), cuando supe en lo que me he convertido en mi aislamiento, y mi corazón empezó a conmoverse y a saber que puedo hallar un balance. A continuación la transcripción,

¿Cómo vas a ganar a alguien para Cristo si nunca estás cerca de la
gente?

No tienes que formar relaciones íntimas con gente que no camina como tu caminas. Yo mantengo mis relaciones con esas personas en un tono más casual, asegurándome de ser yo quien les afecta, y no ellos quienes me infectan a mí.

Creo que ya es hora de que los cristianos salgan al mundo y actúen como cristianos. Necesitamos estar en el mundo, pero no ser del mundo.

Pero lo que los cristianos hacen la mayor parte del tiempo es pertenecer al mundo y actuar como si no estuvieran en él.

Es hora de que dejes de actuar como cristiano, y empieces a actuar como persona.


Voy a seguir escribiendo al respecto pronto.
.
*Deliverance from a Deceived Mind, part 1 -13'30"

1 comentario:

Carlos dijo...

Gracias por tus comentarios Ernesto. que Dios bendiga tu corazon con un escudo de fe contra los dardos del enemigo.

Efesios 6:16 (RVr 1960)
Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno"