domingo, 14 de febrero de 2010

Vivir la restauración, al enseñar a otros hombres

El martes de esta semana un amigo me invitó a enseñar en el grupo de jóvenes adultos de mi iglesia, acerca del principio de la entrega de cuentas.
.
Es un grupo de unos 12 hombres, casi todos más jóvenes que yo. Cuando pensé en aceptar la invitación, supe también que enfrentaría mi miedo a sentirme un adolescente inapropriado y amanerado entre 12 compañeros de colegio. Una imagen irreal, pero un temor muy real para mí. 12 tipos viéndome fijamente y evaluando lo que tenía que decir.
.
El inicio de mi charla costó que despegara, y tuve que tomar todas mis fuerzas disponibles para guardar la serenidad, y recordarme que podía liderar la situación.
.
La manera más apropiada que se me ocurrió para hablar del tema fue intercalar mi testimonios con algunos puntos de instrucción.
.
Hablar del tema significa para mí ser explícito en mi constante lucha contra la msturbación, contra la glotonería, y en general acerca de mis temores, errores y aprendizaje al entregar cuentas.
.
Esa noche fue una mezcla de mi asombro al ver a la vez el asombro de los que me escuchaban, de una victoria sobre mi miedo al hablarle con autoridad a otros hombres, y de flexibilidad de mi estilo de comunicación, especialmente cuando hay que aprovechar y reencauzar las (muy buenas) bromas del grupo acerca de los temas de sexualidad que estábamos tratando.
.
Pero sobre todo, fue una noche para sorprenderme a mí mismo hablando y enseñando a otros hombres jóvenes acerca de valores de hombría que manifiesto y que sigo aprendiendo. Hago una pausa para enfatizar la ironía: yo, un hombre que antes estaba atrapado en una confusión homosexual, ahora enseñando a otros a adquirir hombría.
.
Esta fue una experiencia que sobrepasa la capacidad de describirla con palabras. Pasé de ser un adolescente asustado de regreso en el salón de clases, a sentirme en la piel de un hombre formado ya en buena parte, sintiendo a pleno la masculinidad, el espíritu de grupo y el sentido de autoridad y pertenecia, al vivir con propósito instruyendo a otros para experimentar el afecto paternal en las luchas contra el pecado.
.
Sé que esta es una manifestación del Espíritu Santo actuando, afirmándome, dándome influencia e incluso modificando cada vez más mi forma de hablar y mi lenguaje corporal para hacerme menos profesional y más bromista, más masculino, más joven. Esto es tan genial.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que tal me da gusto tu platica sabes yo tambien estoy aprendiendo a ser un miembre activo en la comunidad de los varones muchos anos me dieron miedo, me sentia inferior a ellos pero ahora me identifico con ellos y me siento parte de grupo .. puedo platicar con ellos debo de reconocer que algunos de ellos todavia me producen atraccion sexual por su manera de ser o moverse me imponen pero sigo avanzando en mi sanidad aunque siento que me he detenido en buscar a mi Dios un poco me esta faltando diciplina en mi ser
todavia al salir a la calle me da mucha tentacion ver los cuerpos de los varones mas de los morenos o que sean de tipo que me llaman la atencion me los imagino erectos o como harian su cara cuando estan terminando eyaculando y eso me causa exitacion.. ahora mismo al escribir lo siento pero debo de confesar mi pecado y avanzar.
Le pido a mi Amado Dios que cambie mi corazon y me de cada ves mas rasgos de hombria en mi vida y que me haga mas victorioso.
gracias

Eduardo dijo...

@Anonimo: Busca ayuda hoy mismo!
visita: libresencristo.org
y no te estanques en tu crecimiento hacia una vida libre de pecado.

-

Mientras caminaba hoy por la ciudad me daba cuenta que en esta area que se menciona estoy verde. Espero un dia haber sembrado lo suficiente en mi para contruir mejor caracter y liderasgo.
Por ciero pusiste la imagen en el enlace de fb de la travesia del salvaje de corazon y te cuento que despues de meses de buscarlo al fin lo encontre. lo compro la otra semana primero Dios.
sera mi lectura alla..

Anónimo dijo...

PARA ANONIMO:

Hermano estas en la busqueda de tu hombria o masculinidad, sigue adelante poco a poco te iras sintiendo mejor, tu victoria es victoria de todos, te queremos fuerte y que te encuentres con tu verdadera identidad que es de HOMBRE y te sentiras muy seguro de ti mismo..

Felicidades, no bajes la guardia vas avanzando poco a poco, trata de mantenerte a margen de toda imagen sexual de cualqier tipo, eso te servira mucho para desentoxicar tu mente de tanta imagen que te atrae hacia el pecado.

sal del circulo vicioso,

y eso que comentas de que te da mucha tentacion ver a hombre en la calle..y te imaginas lo que dices..DOMINA TU MENTE..no permitas que tu pasado o las imagenes sexuales esten manejando tu vida..

POCO A POCO iras avanzando en tu masculinidad y te sentiras tan seguro de ti que no necesitaras ver a otros hombres para sentirte bien. SERAS AUTOSUFICIENTE..y tus relaciones con todas las personas mejoraran.

pues entre mas te imagines esas cosas tan explicitas con otros hombres,,QUIERE DECIR QUE MAS DEBIL ERES..

ENTONCES REFUERZATE Y APRENDE A QUERERTE A TI MISMO COMO EL HOMBRE QUE ERES..y no trates de complementar tu masculinidad con otra masculinidad de alguien mas..ESO ES TRISTE Y DEGRADANTE..

A CRECER EN TU HOMBRIA Y EN TU SEGURIDAD..

TU LO PUEDES LOGRAR EN EL NOMBRE DE CRISTO JESUS..

ADELANTE..